jueves, 17 de julio de 2008

21 Gramos

Volví a ver 21 Gramos. Me gustó mucho, le di una lectura que no le había dado. Una lectura que converge con algo en lo que he pensado últimamente. La casualidad, que mi vida esta cimentada en la casualidad. Otra película sobre la casualidad, por cierto, es Magnolia de Paul Thomas Anderson, tengo ganas de verla, la buscaré en algún video club o perdida en algún canal de televisión.

Aquí un poema que Paul, el personaje de Sean Penn, le dice a Christina, el personaje de Naomi Watts. Yo solía tener un póster de 21 Gramos en mi habitación.





La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño,
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio.

3 comentarios:

Eskoria Humana dijo...

Vi un pedazo de Wish you were here en español en un post...

Por favor no lo vuelvas a hacer...

Es de lo mas naco

¬¬

Luis Reséndiz dijo...

quien habla de ser naco, por el amor de dios
más fuera de tono fue el uso que le diste (cosa q ya te comenté) pero quizá traducir en mi lingo no sea naco...
escribir escoria con k si que lo es

Ángel Ramos dijo...

los dos son unos nacos :D