sábado, 8 de noviembre de 2008

La Razón


Para Aristóteles el alma humana esta dividida en dos partes, la racional, la humana, cuyo buen obrar radica en la rectitud de los actos, en la prudencia y la sabiduría; la irracional, que tiene que ver con el instinto, con lo animal. No somos animales y tampoco seres elevados. Somos animales racionales. Estamos en medio del camino. Nos movemos en un puente tambaleante que une a la naturaleza y a la razón. Vivimos reprimiendo y censurando nuestros instintos más básicos, queremos separarnos de nuestra parte animal, irracional. Me he preguntado si esto es bueno, si el buen obrar radica en matar lo irracional y seguir la razón. La razón complica todo, convierte nuestras vidas en construcciones simbólicas y nos separa de la realidad de los sentidos. Me pregunto si es necesaria esa voluptuosidad humana de cuestionarse sobre su propia existencia, sobre sus actos, si no es mejor solo vivir y no más. ¿Es la razón entonces un don que nos permite jugar con nuestro existir o una maldición que nos impide ver la vida con verdaderos ojos?

4 comentarios:

Luis Reséndiz dijo...

Necesaria, ni duda cabe. Abogas por un sentido elevado que nos convertiría, ni duda cabe, en algo aburrido, sinsentido, de tan racional, imbécil... Imagina que todo lo viéramos cómo es, que todas nuestras decisiones fueran las correctas, que perdiéramos, sí, esa bendita imprefección que es la que, aunque nos haga sufrir, llorar, pasar tragos amargos y demás et ceteras que no nos gustan, nos mueve hacia la continua búsqueda de algo, de ese je ne sais quoi sin el cual nuestras existencias perfectas e impolutas caerían en la salida del suicidio, del dejarnos morir de aburrimiento. Voto por la imprefección y los instintos animales que se dejan de ver de cuando en cuando.

Ángel Ramos dijo...

la imperfeccion es inveitable y todos los actos humanos hasta la actualidad apuntan hacia la perfección. estamos concientes de que nuestros actos no pueden ser perfectos, sin embargo toda nuestra civilizacion esta encaminada hacia la perfeccion, la cual es inexistente, se trata de un ideal humano, si bien conocemos la perfeccion por ejemplo en lados y ángulos perfectos de un cuadrado, sin embargo esta no es la perfeccion a la que creo no estamos refieriendo. yo voto por una existencia libre, en la cual puedas estar conciente de tus actos y hacerte responsable de ellos. y esto contestando tu coment.

en el post me refiero mas que nada a la naturaleza de la existencia humana y a la busqueda milenaria de un estado puro de existencia por parte de los filosofos. desde aristoteles de estima esa dualidad de la naturaleza humana presente en sus actos, que si convertimos a terminos hessianos, por ejemplo de convertiria en una multiplicidad. Entonces, lo que me preocupa es como dirigir mis actos y para esto debo tener conciencia de estas naturalezas que intervienen en ellos, y las separamos para fines explicativos por que estas dos estan mas que revueltas, soldadas una a otra. No podemos entonces tener una percepcion de lo que pasa en la realidad, dado que la informacion que pasa por nuestros sentidos es manipulada por la razón, yo no intento echar de lado nada, ni a la razón ni al instinto, solo hago una humilde reflexion sobre esto que me desespera.

veo que has hecho uso de tu diccionario de frances, jaja. me gustaria saber a que te refieres :)

Ángel Ramos dijo...

jaja
puras mamadas...

Luis Reséndiz dijo...

jaja no diccionario de francés, el je ne sais quoi es el equivalente al yo que sé que qué sé yo pero más breve...
y claro, pero también depende de tu posición: según la física cuántica, el libre albedrío es simplemente la elección de una realidad, al mismo tiempo, la realidad se desdobla en un sinnúmero de realidades que no son más que las opciones que no tomaste...
bueno que aqclaraste tu punto porq creo q no temriné de leer bien lo que pusiste jaja